Signaturas

signaturas.jpgsignaturas.jpg

Luis de la Peña Martínez - Signaturas
$35.00


Preloader

Viñeta

Carlos López

La producción literaria de Luis de la Peña es grande en cantidad y calidad. Aunque no ha publicado todavía un libro de ensayos de literatura, ha sido prolífico publicando en revistas y periódicos desde hace diez años por lo menos. También ha sido y es director de talleres literarios, maestro y exsubdirector de la ENAH. Ha publicado Materia señalada, Todo amor es secreto y Código de silencios.
        Este libro es una oración secreta para los invisibles cadáveres de viento, hecho con signaturas, trazos y otras señales
 


Viñeta

José Ángel Leyva

Luis de la Peña indaga en la nostalgia familiar, en los tiempos amorosos, en los momentos sustanciales que dejan una marca, una huella dactilar en la sensibilidad del hombre cotidiano o un tatuaje en la voz del poeta. De cada uno de ellos conserva un trozo de ser, un rasgo distintivo de su naturaleza. Luces y sombras, nacimientos y defunciones, heredades y desamparos, bienvenidas y adioses con largas estelas, con ecos rumiantes.
        El poeta echa mano de cualquier herramienta para descubrir la vida frente a la muerte o a la inversa, o para desenterrarse a sí mismo y preguntarse por el mundo entero, por todo y por nada.
        Las Signaturas de Luis son miga de pan que ha dejado en el camino para hacer regresar a los recuerdos y avivar lo vivido, o son, tal vez, las sensaciones de un retorno que no encuentra sus señales —ya otros seres han comido esas migas—, pero reinventa y recupera el tiempo perdido en las ruinas de hoy, erige las imágenes de ayer para descubrirse descendiente de ellas. Nos muestra sus hallazgos íntimos en las rúbricas del tiempo sobre los muros, en los detalles de las cosas que permanecen cuando lo demás se ha ido, en las muescas que dejan los amores, en las cenizas del deseo. La intención del autor es descifrar lo que hay de natural en la conciencia, partir del signo hacia el recuento de los actos que parecían intrascendentes, pero dejaron testimonio.
        Los versos de Luis de la Peña son breves y ambiciosos. Contraen su fuerza para desplegar adentro de la emoción sus significados, sus intenciones polisémicas. En verdad son signos-semillas que deja caer en la memoria, versos cortos de largo alcance.

 

Todavía no hay reseñas para este libro.