Para que un poeta lo escriba en la pared de un baño público

para-que-un.jpgpara-que-un.jpg
Autor: Raúl Parra

Raúl Parra - Para que un poeta lo escriba en la pared de un baño público
$40.00


Preloader

Viñeta

 

Raúl Parra (Tecpan de Galeana, Guerrero, 18 de abril de 1958), poeta y narrador, ha realizado estudios de lengua y literatura hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM y en la Sogem. Imparte talleres de creación literaria en la Casa del Lago de la UNAM. En 1988 participó en Archipiélago carnal. Ha publicado en diversas revistas y obtenido premios literarios.

 


Viñeta

Carlos López 

Para que un poeta lo escriba en la pared de un baño público reúne su poesía de 1988 a 1992. En él, con estilo libre, construye versos de una gran vitalidad. Su obra revela la frescura formal de quien busca, pero la madurez de la experiencia —¿qué obra literaria escapa a esto?— y, como tal, sus ansiedades, sus frustraciones, sus delirios y obsesiones.

 


Viñeta

Fernando de Ita 

El poeta de este libro es un hombre enamorado de las formas y los líquidos del cuerpo femenino, lo que no quiere decir, necesariamente, que esté enamorado de las mujeres. Tal vez está desesperado por ellas; seguramente tiene sed de ninfa y hasta cierta proclividad para creer que ama los cuerpos que pasan por su cama. Si digo que Raúl es un poeta romántico es porque le hace falta el abandono, la ausencia, el olvido del supuesto ser amado para hablar de su necesidad de estar con alguien, quien no es otro que él mismo; el poeta desgarrado por la búsqueda insaciable del cuerpo definitivo, que no es uno sino todos los cuerpos femeninos.
        La poesía de Raúl Parra es de corte coloquial y descriptiva, pues nos habla muy directamente de la boca, la vulva, los muslos, el vientre, los pechos, la entrepierna, la tinta, el jugo, la miel, la sangre, los efluvios mujeriles. Ésta es su geografía, su territorio, su fortaleza. Por ahí navega en el barco del deseo por los ríos de la emoción carnal, la exaltación del yo y de los sentidos.
        Raúl Parra nos entrega algunos poemas entrañables, imágenes que flotan en la página en blanco para componer la figura del poeta que araña con la lengua el coño de sus musas.
        Éste, por otra parte, no es un libro terminado; estas canciones, estos poemas amorosos sobre el desamor de la pareja y la soledad del individuo, piden una continuación, un pulimento. Ya la voz está ahí, y su canto nos entusiasma. Sólo resta que el poeta siga escribiendo para alcanzar la redondez perfecta del poema y del culo de las mujeres.
 


Viñeta

Amalia Rivera

A pesar del título más que poco afortunado se trata de un poemario que descubre a un poeta intenso, decidido a andar los caminos del erotismo a través de todos sus lenguajes, incluyendo desde luego a la poesía misma.

 

 

 

Todavía no hay reseñas para este libro.