Llovizna indeleble (AGOTADO)

llovizna-indeleble.jpgllovizna-indeleble.jpg

Juana María Naranjo - Llovizna indeleble
$30.00
3 a 5 días

Preloader

Viñeta

 

Juana María Naranjo nació en México, D.F., el 23 de noviembre de 1958. Estudió letras hispánicas en la UNAM. Ha impartido diversos talleres literarios y publicado en periódicos y revistas. Obtuvo mención honorífica en el Tercer Concurso de Haiku en Español, en 1991. Es miembro de la Sogem desde 1992. 
 


Viñeta

Otto-Raúl González

La poetisa Juana María Naranjo se ha distinguido por la belleza, el dominio y la mexicanidad de sus haiku, desde la publicación de su primera cosecha. Ahora aparece su segunda recolección, en donde ha capturado el instantáneo fulgor de flores, frutas, verduras, árboles y pájaros, que brillan en sus huertos líricos, y que seguramente deslumbrarán y complacerán a los lectores.
 


Viñeta

  Raúl Renán

Llovizna indeleble reúne una serie de hallazgos de profunda delicadeza no sólo por su contenido sino por las combinaciones rimadas, técnica poco común y que aporta una dificultad más a las consabidas de la tradición del haiku en castellano.
        Basho, en el siglo XVII, utilizó el movimiento de las cosas para ejecutar sus ideas poéticas, no las puso en movimiento mediante la voluntad del poema como se advierte gota a gota en esta Llovizna indeleble.

 


Viñeta

María Elena Cerecero

Juana María es cazadora del haiku, porque puede mirar al sol, al sauce, a la piña y al abejorro, como a sus iguales. No los ve como cosas que le puedan pertenecer sino como a los acompañantes de su camino.
        Llovizna indeleble se ha formado con gotas de hiedra que cavila, con noches de obsidiana, con gardenias escondidas en la sombra, con pelícanos casi veleros.
        Esta perseguidora del haiku que es Juana María Naranjo quiere cantar... y canta en este libro.
 


Viñeta

Oscar Wong

Esta forma del siglo XVI japonés, en Llovizna indeleble adquiere un aliento particular por su contundencia y colorido y forja una dimensión emotiva, vital, de primer orden.
        El peculiar dominio de la expresión verbal, discursiva, que contiene la esencia estética, califica a la nueva obra de Juana María. Y este valor conceptual, intuitivo, determina su capacidad sensitiva, como una cualidad insoslayable y que singulariza su visión del mundo.
        Veintiocho poemas integran este volumen, expresando un auténtico croquis de lirismo, el cual celebro y saludo con regocijo.
 

 

Todavía no hay reseñas para este libro.