La vía erótica

la-via-erotica.jpgla-via-erotica.jpg

Carolina Martínez - La vía erótica
$45.00


Preloader

Viñeta

Carolina Martínez (mexicana), poeta y narradora, obtuvo el diplomado en la Escuela de Escritores de la Sogem. Asistió al Curso de Formación de Coordinadores de Talleres Literarios del CNCA-SEP impartido por Ethel Krauze. Ha colaborado en los periódicos El Día, El Nacional, El Universal, Excélsior, Ovaciones, El Matancero Libre de Madrid y en las revistas Viajes y Sueños, Barcarola, Fem, Solidaria, Siempre, Avance y Proceso, entre otras. Además de ser escritora, ha trabajado como locutora y guionista de radio y televisión, como actriz en varias obras de teatro, es paracaidista deportiva y ha incursionado en la pintura y la fotografía artísticas. Es coautora del libro de cuentos Con licencia para escribir y autora del libro de poesía Límites del erotismo

 


Viñeta

 Bernardo Ruiz

La poesía de Carolina Martínez es natural y directa. En pocas ocasiones pretende el retruécano. Rara vez hace a un lado la metáfora.
        Para ella el cuerpo es muchos cuerpos, una vasta zoología, una forma diversa de apasionarse en complicidad con la percepción corporal, nerviosa, eléctrica de numerosos animales. También es planta, vegetal u objeto inanimado, pronto a cobrar vida al mero soplo de la caricia, el beso, la promesa del placer.
        Sorprenden sus hallazgos: mares, ríos, efluvios y planetas aliados con su verso para expresar la totalidad del triunfo de la entrega de la carne, de los tránsitos del cuerpo. Y la posibilidad de sentir, sentir sin límite las añoranzas y victorias del amoroso instante.
        40 poemas integran esta vía erótica, Vía Láctea de la pasión y del deseo, donde las constelaciones que describe Carolina Martínez marcan el destino de cada encuentro y entrega: la barca o la cobra, el escorpión o el tigre, la solitaria forma humana, la tríada o la pareja, la ingenua niña o el fruto prodigioso describen los arcanos de cada amor, de la plural pasión.
        Fresca, joven, madura, la poesía de Carolina Martínez ha crecido en éste, su segundo libro de poemas, en rigor y música. Conserva su fuerza y capacidad de sorprender por la inocente malicia con que entreteje las posibilidades de seducción.
        La vía erótica no termina en la primera lectura. Propone, más bien, una primera y ordenada para, tras sucesivas aproximaciones, multiplicar sus propuestas, brillantes como cristales coloridos de un caleidoscopio, que integra y diluye las imágenes amatorias en un vértigo constante que no cesa de invocar la gloria inagotable del placer.
        Carolina Martínez ha logrado una poesía original y fascinante; al cómplice, al curioso lector, le queda la opción de multiplicar su goce o aprender nuevas maneras de recuperar la integridad primigenia.
 

 


Viñeta

Mayela Córdoba

Poesía que conduce a las almas a toda marcha por los caminos del placer hasta encontrar el paraíso, versos que sugieren, ofrecen, seducen y trascienden se conjugan en La vía erótica, por la cual transita el deseo como principio unificador del ser espiritual y el ser sexual que descansan en el hombre.
        Es este erotismo que busca la permanencia en el tiempo, el que otorga fuerza, movimiento y vida a la poesía de Carolina Martínez.
 

Todavía no hay reseñas para este libro.