Permanencia del relámpago (Antología de poesía de Sinaloa)

Permanencia.jpgPermanencia.jpg

Rubén Rivera (recopilador) - Permanencia del relámpago (Antología de poesía de Sinaloa)
$200.00


Preloader

Viñeta

Daniela Camacho

 

Veintiún voces representativas del estado de Sinaloa convergen en esta muestra poética para poner de manifiesto que el hombre siempre vuelve a su origen, que no puede deshabitar su cuerpo ni navegar los mares del silencio. El poeta se aferra a la palabra y en el interior de ella se recrea. Los temas de esta antología se alejan del regionalismo y abordan la universalidad del amor, la muerte, la soledad, el erotismo sentidos con la violencia y el ardor de quienes palpan el mundo a través del lenguaje, porque sólo aquello que se nombra existe.

Permanencia del relámpago recoge el canto de poetas contemporáneos y los reúne en estas páginas para que dialoguen entre sí, pues desde una misma región, cada uno experimenta la contemplación del mundo a su manera.

 


Viñeta

Actuales poetas de sinaloa

Juan Antonio Rosado

La aparición de una antología de poesía siempre suscita inconformismos y es materia de discusión o polémica. Desde que existen diversas maneras de tratar un tema, poéticasincluso antagónicas, nunca ha habido una opinión unívoca sobre lo que es o no buena poesía. Por ello, me parece sensata la actitud del poeta sinaloense Rubén Rivera cuando, en la introducción a Permanencia del relámpago, antología de poetas de Sinaloa (1960-1970) revela los tres criterios en que se basó como antologador: que la obra fuera de su interés y gusto estéticos; que el poeta tuviera libros publicados, y que el poeta mostrara su poesía actual con textos inéditos. Veintiún voces de Sinaloa desfilan en este volumen, importante porque, a pesar de las críticas condiciones en que se encuentra el norte de la nación por la guerra que inició el gobierno en 2006, todavía existe la intención de generar poesía y publicarla, aunque ¿no ha sido acaso la crisis una de las motivaciones universales del arte?

Para Víctor Luna, prologuista de esta antología, la representatividad puede definirse como «la capacidad que tiene un poeta para resumir las virtudes y los defectos de su generación, grupo o, como dice [Gabriel] Celaya, su “familia”». En este sentido, justifica la ausencia de muchos poetas que «están sin estar» en la selección de Rivera. En otras palabras, tanto el antologador como el prologuista pretenden que este volumen es representativo de lo que se hacía en Sinaloa en 2008, cuando apareció el libro, y que, por la cercanía temporal, con seguridad se sigue haciendo.

Pero lo importante son los poemas seleccionados: desde obras de poetas líricos y sencillos, como el fallecido Salvador Sánchez, hasta los constructores de imágenes plásticas, pasando por los emotivos, los delirantes, quienes usan la violencia sintáctica o los versátiles, que combinan distintos tonos poéticos o caminan de lo lírico a la fabricación de imágenes. Referirse a cada uno de los veintiún poetas antologados rebasaría los límites de esta nota, por lo que me concretaré a enumerar sus nombres: el mencionado Salvador Sánchez, Alfonso Orejel, Rubén Rivera, Cosme Álvarez, Daniel Sepúlveda, Jesús Ramón Ibarra, Gilberto Cabanillas, Mario Bojórquez, Felipe Mendoza, Víctor Luna, Rafael Félix, Emma Campaña, César Carrizales, Leonel Rodríguez, León Cartagena, Santos Javier Velásquez, Francisco Meza, Francisco Alcaraz, Óscar Paúl Castro, Mijaíl Lamas Alfaro y Rafael Higuera. Estos poetas, nacidos entre 1960 y 1979, le han otorgado voz a la Sinaloa de finales del siglo xx y principios del xxi.

Para concluir, cito unos versos de Francisco Meza, perteneciente a la última generación del libro, por referirse a la materia prima de la poesía:

 

La palabra, hermano, no duerme,

porque habita en el sueño de un nuevo día.

Es la daga que nos pica el pecho

para despertar aturdidos frente al trabajo.

La palabra es un campanazo de luz en el abismo.

 

Permanencia del relámpago es justamente eso: la permanencia de la palabra.

 

 

Todavía no hay reseñas para este libro.