Diez cuentos difíciles

diez-cuentos-dificiles.jpgdiez-cuentos-dificiles.jpg

Carlos Illescas - Diez cuentos difíciles
$45.00


Preloader

Viñeta

Carlos Illescas (Guatemala, 9 de mayo, 1918-22 de junio, 1998), poeta, ha publicado en revistas y periódicos nacionales y del extranjero. Sus principales libros de poesía son: Alfa (1944), El mar es una llaga (1979), Fragmentos reunidos (1981), Friso de otoño (1958), Los cuadernos de Marsias (1973), Manual de simios y otros poemas (1976), Modesta contribución al arte de la fuga (1988), Réquiem del obsceno (1963), Usted es la culpable (1983). En Editorial Praxis también publicó la plaquetteUn vaso de tiempo para nuestra señora la guitarra (1995) y Diez cuentos difíciles (1994). Colaboró en El Búhodel periódico Excelsior.

 


Viñeta

Rafael Illescas M.

Diez cuentos difíciles son el intento de recopilar la experiencia del tiempo que fluye, dando razón a los acontecimientos llamados realidad. El cambio acompañante del tiempo es elemento intrínseco de este libro, en donde todo cambia, hasta el tarro de donde bebemos el tiempo, el fermento de la vida.
        Carlos Illescas tiene presente lo efímero del ahora, pero muestra cómo sí podemos leer dos veces el mismo cuento, hasta el mismo libro.
        En este libro tenemos la posibilidad de converger en un océano donde los recuerdos no se sabe de dónde vienen y el presente no se sabe si es o no.
        Illescas nos recordará que la soledad es la peor de las virtudes, pues hay veces que es lo que más disfrutamos. Poder disfrutar de la soledad es una de las preguntas de este libro. Sólo leyéndolo, quizás para no estar solos, podremos responder a esto.
        En suma, esta obra amalgama tiempo, soledad, sentidos; los recrea por las cavidades de la imaginación hasta crear sombras con las que viviremos siempre.

 


Viñeta

Entrevista de Carlos Illescas con Mario René Matute

«Se llaman difíciles porque son difíciles. Un principio de la tautología. Bromas aparte, les llamo difíciles porque para mí fue difícil decidirme a publicarlos, me resistí durante mucho tiempo a hacerlo. A la vez no quise reservármelos, hice con ellos lo que muchos aspiramos: lo que me da la gana, imponer la libertad de la necesidad.
        «Un día, Cardoza y Aragón dijo de alguno de ellos que era una especie de consagración de lo abstruso, no como negación de lo lúcido sino como nuevos caminos de su propia lógica. No están hechos para un público habituado a la narración sino para un público habituado a cierta aventura del pensamiento en la que se consume: apreciación poética de la realidad hasta el crudismo más directo.
        «Para mí el cuento, lo digo paladinamente, es la mezcla de poesía, prosa, relato, filosofía, cábala, todo en un solo cubilete en donde están los dados que echamos al azar».
 

Todavía no hay reseñas para este libro.